Nuestras noticias

La impresión bajo demanda crece en Francia

Publicado el 26 de Septiembre de 2019

En un artículo publicado hace unos días en Les Echos bajo el título ‘La edición bajo demanda en pleno boom’ se daban algunos datos que certificaban el auge de este modelo de edición que trata de salvar los descensos en las ventas y los gastos superfluos.

Algunas compañías del país están dando soluciones a editoriales de renombre, como es el caso de Copernics, creada en 2017, que permite la impresión facilita las tiradas de 0 a 3.000 copias en el momento.

Gracias a las impresoras digitales, conectadas a la red de distribución, se detecta el momento en que las editoriales se acercan a romper el stock para imprimir rápidamente unos pocos cientos de libros. Por ejemplo, cuenta el citado artículo que en Interforum, de los 100 millones de libros que se imprimen anualmente, el 15% proviene de tiradas cortas, incluido el 4% de Copernics.

Sus clientes son Editis, la segunda editorial francesa más importante, junto a la primera, Hachette, y la tercero Madrigall (sobre todo los libros de Flammarion). Las tres cuentan con trabajos de impresión bajo demanda diarios en Dupliprint (Val-d’Oise), que lanzó hace un año una oferta de impresión de 15 a 300 copias, llamadas ‘So Simply’.

So Simply recibe una alerta y vuelve a imprimir los libros que están próximos a agotarse. En Hachette el 25% de los libros regresan de los puntos de venta. Con el modelo de Interforum, han conseguido las impresiones innecesarias.

Gallimard se está planteando la posibilidad de volver a publicar obras raras gracias a este tipo de impresión, si bien, en libro antiguos les supondría un costo adicional, ya que antes de imprimir deben crear un archivo PDF que no siempre existe para ese tipo de títulos.

Desde 2016, una asociación de editores y profesionales de la impresión está trabajando en una plataforma, llamada ‘Clic.Edit’, que estandariza los datos de los archivos PDF utilizados en la impresión digital: contenido, tipo de papel, número de copias automatizadas, etc., lo que facilita la comunicación entre editores e impresores y reduce el tiempo y los costos administrativos.

La impresión media está disminuyendo gradualmente en Francia, y hoy se sitúa debajo de la línea de los 5.000 ejemplares. A raíz de la implementación de la fórmula automatizada de So Simply, las cuentas “estaban empezando a convertirse en un infierno: cuando teníamos 100 pedidos, nos llevaba 15 minutos de trabajo administrativo procesar el pedido, es decir, 25 horas de trabajo. Hoy está automatizado, por lo que apenas lleva 30 minutos”, según declara el director de Dupliprint, Norbert Legait.

Entre los actores más pequeños, la impresión bajo demanda se está volviendo inevitable, especialmente desde el éxito de la autoedición, que representan casi el 17% de los nuevos títulos registrados en la BNF en 2018. Es el caso de TheBookEdition, que publica libros raros de la BNF, pero especialmente libros autoeditados para particulares, de tal modo que hasta los más bibliófilos están poniendo su mirada en este modelo. En un año, el número de pedidos aumentó un 30%, debido al crecimiento en popularidad de la autoedición.

Parece que las reticencias son cada vez menores y, junto a las mejoras de calidad y técnicas, están haciendo abrir los ojos frente a la impresión bajo demanda a los agentes más importantes del mercado.

Fuente:

https://www.dosdoce.com/2019/09/26/la-impresion-bajo-demanda-crece-en-francia/
 

 Contacto ‭[1]‬

 
* indicates a required field

Your Name *


Your E-mail *


Subject


Message *


 
 

 Contacto ‭[2]‬

 
* indicates a required field

Your Name *


Your E-mail *


Subject


Message *


 
 

 Contacto ‭[3]‬

 
* indicates a required field

Your Name *


Your E-mail *


Subject


Message *